sábado, 30 de abril de 2016

TODOS SOMOS CANALES

Mucha gente desconoce cuál es mi trabajo, así que lo explicaré brevemente. Pero lo mejor de este artículo no es dar a entender tan hermosa profesión (o don), sino mostrarte que tú también eres un canal de amor y Luz.
Hace varios años conocí los Registros Akáshicos o Archivos del Alma. Se trata de una "dimensión" energética que contiene todo lo que cada Alma ha vivido hasta el momento presente. Poder acceder a este Registro me parece una suerte, pero no es algo reservado a unos cuantos, sino que todas las personas pueden acceder a esta información con la preparación adecuada. 

A partir de mis primeras experiencias, cargadas de dudas como las de todos mis alumnos, empecé a percibir con claridad que podía canalizar información desde esa dimensión o espacio, el Akasha. Y lo más importante: si yo puedo, tú puedes, pues en esencia todos somos exactamente iguales.


Las primeras experiencias estaban llenas de incertidumbre y preguntas:
¿Realmente puedo percibir información de los Guías espirituales que tenemos?
¿Dónde están? ¿Quiénes son? ¿Por qué nos dan esa información?
Esto que percibo, ¿de dónde viene?
¿Es real?
¿No me lo estoy inventando todo? ¿Será mi propia mente?

Todos nos preguntamos esto (y cosas peores) en las primeras experiencias en este campo.
Sin embargo, la experiencia va desmontando estas dudas y confirmando que todos podemos "canalizar".

QUE ES CANALIZAR

Hay muchas definiciones, pero a mí me gusta explicar que es recibir energía e información de otros planos, entidades o dimensiones no físicas. Y lo mejor es que ¡tú también puedes! De hecho, estoy segura de que lo has hecho cientos, miles de veces, sin darte cuenta.

La inspiración para escribir o pintar;  las palabras que te llegan no sabes de dónde, y hasta te asombras de lo que has dicho o la intuición y las corazonadas son algunas formas de canalización. Otra forma es la "escritura automática", o los discursos de alguien que está en estado de trance, en un estado alterado de conciencia o en meditación profunda. Los mediums son canales que contactan con el mundo espiritual, y muchas personas pueden "comunicarse" con los animales.

Realmente, ¿estas formas de comunicación te parecen tan raras? ¿En serio? El ser humano ha podido canalizar mensajes de dimensiones superiores desde siempre. La diferencia fundamental es que en la Antigüedad este don estaba reservado a unas cuantas personas y en la actualidad ¡todos podemos! ¿A que se debe? La Tierra, como energía viva,  tiene una vibración más alta que hace miles de años. Y el ser humano que lo habita también, aunque a veces no nos lo parezca tal y como está el patio. Pero seamos positivos: cada vez hay más canalizadores espirituales en la Tierra para transmitir mensajes de amor y conciencia.



MI TRABAJO

Hace unas pocas noches soñé que alguien me decía: "no intentes que los demás vean tu trabajo como algo normal, porque no lo es". Confieso que me sentí rara y pensé: O sea, que mi anterior trabajo, dar cursos de formación para una marca de lujo es normal, pero dar cursos de formación para que la gente hable con sus Guías, ¿no lo es?.  Ahora según leo lo que escribo veo la diferencia. Ahora puedo entender a tantos escépticos y críticos que ignoran lo que hago realmente: sólo ayudo personas, como vengo haciendo durante todos estos años como terapeuta.
Otra parte de mi trabajo es escribir: artículos, comentarios, el blog, libros (pronto el segundo), etc. porque siento que vine a ello, porque me encanta y porque escribir es un derecho. La lista de autores y libros que me han ayudado en mi vida es interminable, ¿por qué no puedo ayudar a los demás con la palabra escrita? El éxito de SOMOS LUZ ¡Descúbrelo! demuestra que esta parte de mi trabajo es necesaria.

Y la parte más hermosa, sagrada, diría yo, es mi función como canalizadora espiritual. Cuando lo escribo veo que suena raro. Decir a qué me dedico es, al menos, curioso y poco frecuente. Sin embargo, cuando alguien tiene una profesión  minoritaria no se esconde ni se oculta. No juzgo a otros profesionales, no soy quién, pero mi profesión, como otra cualquiera, requiere vocación (indudable), formación (demostrable) y práctica (diaria). La canalización es un estado maravilloso, sanador para mí como canal o medio y para quien la recibe con la mente y el corazón abiertos. Tanto en grandes grupos como en una sesión individual, ya sea presencialmente o en una sesión a distancia, la canalización es un proceso sanador para todos. Ojalá pronto se vea esta profesión con el mismo respeto, reconocimiento y valoración que otros trabajos más populares. De momento, practico la valentía de hablar de amor a todo el que quiera escuchar, a pesar de que no a todo el mundo agrada el hermoso mensaje de la Luz.

¿A que parece mentira que no me dejen canalizar en cualquier sitio? No juzgo a quien no abre sus puertas, pero quería compartir que puede pareceros fácil que nos dejen un espacio para dar estos mensajes de la Luz, por lo que no cobramos un duro, pero no es así. La mitad del día lo pasamos buscando lugares abiertos a estas lecciones de amor de nuestros Guías y Maestros, y estamos felices de realizar esta tarea de conciencia.

TU CAPACIDAD DE  CANALIZACIÓN

Ojalá recordases cómo escuchar la voz de tus Maestros o tu Yo Superior sin necesidad de intermediarios ni maestros, pero la mayoría de la gente olvidó cómo hacerlo. Tú, como ser humano, sólo tienes que activar tu propio corazón y creer que puedes conectar con Ellos. Tú puedes obtener energía, respuestas, soluciones o apoyo de tu lado espiritual. No hay que hacer nada raro, pero olvidaste lo sencillo que es. Tú tienes la misma capacidad de canalizar que yo y que otros canalizadores. No somos diferentes, así que, querido lector, cree en ti, pide ayuda y recibe la energía de la Fuente en tu corazón.
Para tener más capacidad elimina emociones y pensamientos de baja vibración (negativos) y cada vez estarás más cerca de la Luz. No temas. Si estás en Amor, recibirás Amor. Es la ley de la cosecha: lo que siembras, recoges. Así que pide ayuda a la Luz pura y, una vez más,  no temas. Eso sí, para los que tienen miedo hay ensalmos de todo tipo, no tengas miedo. A la sección del miedo yo le dedico unos 5 minutos en mis talleres, eso es todo, el resto es para hablar de la Luz y el Amor.

Y una cosa más: no te compares. Cada persona canaliza de un modo particular. Unos recitan, otros escriben, algunas personas "ven" y otras sienten palabras en su corazón. Hay gente que canaliza mucha cantidad de información y otras personas reciben menos. Cada canal es único y está en la frecuencia perfecta, por lo que recibe un tipo de mensajes u otro. Y esto es correcto.

Tú eres de Luz, recuerda que te basta conectar con esa parte tuya.
Recuerda a Wayne Dyer: la fuerza del universo es la Intención. Conéctate a ella.

Con amor y Luz, mis mejores deseos para ti.






No hay comentarios:

Publicar un comentario