viernes, 9 de diciembre de 2016

DE PROFESIÓN: MIS LABORES

Cuando alguien me pregunta a qué me dedico, normalmente afirmo que hago terapias y escribo libros. Es la forma más sencilla de que la gente entienda que tengo un trabajo normal. Cuando percibo que a las personas les atrae el campo espiritual y que, realmente, se interesan por lo que hago, les digo que puedo transmitir mensajes de nuestros Maestros y Guías a los grupos, o en mis libros o en una consulta privada.
Y también imparto formación para que todo el mundo pueda escuchar la voz de su Yo Superior o de sus Guías espirituales.  Pasada la sorpresa, la gente que de verdad quiere entender este trabajo, me pide más información. Quien no, mira al cielo como esperando una respuesta más "normal" y cambia de tema. Me asombra la cantidad de chorradas que dice el ser humano cuando no entiende algo, ja ja ja. Si no entiendes algo, ¡pregunta! Pero pregunta de verdad, queriendo saber, abierto a la respuesta, y dispuesto a que la contestación mueva tus creencias, al menos un poco. Creo que ante las nuevas profesiones espirituales algunas personas se sienten como los directores de banco cuando les explicaron que  pondrían unas máquinas en la pared de la sucursal para que la gente sacase su dinero. ¡No se lo podían creer! Pero ahora no podemos vivir sin un cajero automático.
 
La profesión de "canal espiritual" suma una capacidad natural y muchas horas de estudio y de trabajo. Entre otras, las muchísimas jormadas que dedico a escribir este blog o a viajar para dar una conferencia canalizada a 700 kilómetros de mi casa, por ejemplo.  Los meses dedicados a perfilar mi nuevo libro sobre Axel, o las decenas de correos y whatsapp para explicar cómo es una consulta privada a gente que, en verdad, sólo buscaba curiosear. Todo eso es tiempo de curro. Ser un canal es un regalo, es cierto, pero exige levantarse pronto, invertir dinero, cuidar el vocabuario, no leer a otros canalizadores y no tomar demasiado alcohol, entre otras muchas cosas. Hay que aprender a decir "no", seguir la intuición , poner los límites,... y hay que aprender a que no nos importen las opiniones ajenas (ni las malas ni las buenas). Ser un canal es un trabajo exigente, como otros muchos trabajos del mundo.
 
Ser canalizadora y escritora espiritual obliga a tener obediencia ciega a esa voz interior que todos tenemos pero que no siempre escuchamos. Tú y yo no somos diferentes, salvo en que cuando oigo mi voz interior la sigo sin rechistar, como Brad Pitt en "Leyendas de pasión". Ser un canal exige tener fe ciega en nuestros Maestros y sus mensajes de amor. Exige quitarse del medio cuando ellos canalizan algo a otras personas: no querer corregir, adornar ni suavizar una sola de las palabras que se reciben de ellos. Como en otras profesiones, se llega a canalizar cada vez mejor gracias a la práctica. Así que, como en casi todo, todos canalizamos mejor con el tiempo.
 
Sin embargo, ser un canal de Luz es peligroso. Surge la tentación de utilizar esta capacidad para el propio bien o para el beneficio personal. Esta capacidad (que todos tenemos) nos permite ayudar a los demás, y esa es nuestra misión. Utilizar este don únicamente para las propias metas hará que se "corte" la capacidad de percibir la voz de los Maestros, como ya me advirtieron mis Guías al escribir SOMOS LUZ en febrero del año pasado.
 
Y tal vez el mayor problema de esta profesión no es que no te crean, ni que te juzguen o te critiquen... eso es parte del curro. Tal vez el mayor problema es que la gente crea que trabajas 24 horas al día todo el año, y que "como tienes un don para ayudar, no puedes descansar". ¡Uyyyyyy, qué equivocados estáis! Los canalizadores somos currantes al servicio de Dios, pero somos humanos, tenemos un horario, unos compromisos y  unas vacaciones, COMO TODOS. No somos ángeles, ni "guerreros de Luz", ni estamos obligados a atender cualquier necesidad de alguno que sólo quiere cotillear, que no entiende nuestro descanso, que no está dispuesto a respetar al profesional, en síntesis: que no desea evolucionar... El que sólo quiera consuelo que se vaya al bar. Nosotros estamos para ayudar a las personas que realmente quieren avanzar; las que de verdad quieren ser mejores personas; las que se trabajan sus defectos, las que se dicen la verdad, las que asumen sus errores, las que luchan contra el ego... Para esas siempre hay horarios, mensajes y abrazos.
 
Los canales trabajamos para todo el que desea evolucionar espiritualmente y aumentar su conciencia. Para ti escribo este blog y cuelgo vídeos en youtube. Para ti recorro el país ofreciendo gratuitamente los mensajes de amor del Cielo, a pesar de que muchas salas me piden pagar dinero por ir. Claramente, no hablamos el mismo lenguaje. Te asombrará leer esto: durante este año he conocido más buitres, sabandijas e hipócritas que en todos mis años en el mundo de la empresa. No me duele que esto exista, de hecho, estas experiencias han afinado mi "radar" para captar gente interesada (que hay mucha) y poder alejarme de ellos. Pero sí te confieso que me sorprendió encontrar esto en el entorno de la nueva espiritualidad o de la religión. Mucho "namaste", mucha ropa blanca, pero el corazón, del mismo color que todos los corazones humanos, ni más ni menos.
 
Y si alguien cree que los canalizadores, los maestros, los terapeutas, los formadores o los videntes son personas especiales, os diré que no: que todos somos iguales, por si aún dudáis...
 
¿Tienes inseguridad? Yo también.
 
¿Sientes miedo? Igual que yo.
 
¿Tienes ego? Claro, como yo, como la mayoría.
 
¿Miras por tu interés? Me too (que significa "yo también" en inglés)
 
¿Temes que te juzguen? ¿O que se aprovechen? ¿O que te mientan? A mí me pasa lo mismo.
 
Pero en una cosa te llevo cierta ventaja.
 
Escuchar la voz de nuestros Guías calma el Alma;
corrige los defectos;
orienta en la dirección correcta; vence a la tentación;
favorece la visión de que todos somos iguales,
y hace que dejen de importarme muchas cosas, como que alguien no entienda tu trabajo.
 
Por eso, cuando veo que alguien sólo desea probar mis capacidades de conectar con la Luz; cuando presiento que sólo desea saber si puedo decirles el nombre de sus difuntos, como si fuera un juego de adivinación del sábado por la tarde, pido asistencia a los de arriba. Y cuando alguien me pregunta:
 
- Y tú, ¿a qué te dedicas?
Yo le respondo:
- A mis labores.
 
 
 
 
 

martes, 22 de noviembre de 2016

NO SEAIS TIBIOS

Cuando leí por primera vez esta frase bíblica me quedé impactada:

¡Ojalá fueras frío o caliente! Así, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

¿Qué significa? Sencillamente significa: decántate. Elige y sé coherente con ello. ¿De qué sirve ser espiritual si lo ocultamos? Si te dejas manipular por las modas, ¿dónde basas tu firmeza? ¿En qué haces pie? ¿Cómo vas a ser alguien espiritual si te dejas llevar por las opiniones ajenas? Todos somos influenciables, todos tenemos miedo al rechazo y necesidad de amor, pero cuanto más avanzamos en el camino espiritual más radicales somos. Sí, he puesto "radicales", que significa "drásticos, contundentes". ¿Eres ateo? Muy bien. Sigue siendo ateo, pero ¿para qué lees esto? ¿Eres agnóstico? ¿Seguro?... Y tú que presumes de creer, de tener fe y de practicar tu religión o tu filosofía, ¿te crees un ejemplo para otros? Si tienes ese ego no sabes nada de espiritualidad. 

Tal vez eres condescendiente, complaciente, temeroso, interesado: un  pelota, vamos ...Entonces, tampoco eres muy espiritual. ¿Qué religión, filosofía o sistema de pensamiento espiritual va a a querer que seas un esclavo de otro? ¡Ninguno! Al menos, ninguno que pertenezca a la Luz. La frase de arriba (no me importa ni quién la dijo ni cuándo)  llama a nuestro sentido de la responsabilidad. Exige coherencia, congruencia. ¿Tú eres coherente? Yo no mucho. Soy una tipa normal, y por lo tanto, pretendo ser cada día mejor persona, y cada día me sale como puede, pero en algo sí soy coherente: tengo fe en Dios-Amor y lo digo a los cuatro vientos. Eso es ser frío o caliente. No soy tibia... lo era, pero ya no. ¿Cuándo me di cuenta? Cuando una mañana la cajera del banco me preguntó en qué trabajaba y, seguramente inspirada por mis Guías, me escuché decir: "Soy canalizadora espiritual". Y me quedé tan pancha. No voy por ahí contándolo en la panadería, pero sí lo digo cuando se me pregunta porque es mi profesión actual. ¿Por qué hay curas y monjas que llevan sotana o hábito? Pues por que les da la gana. Yo hago lo mismo, visto vaqueros y digo: "mire usted, canalizo ángeles y otros seres de Luz". ¿No te lo crees? Bueno, está bien, yo tampoco me creo que una hora de limpieza de una caldera y una pieza de plástico cuesten 160 euros, pero es así. Yo no me meto con otros trabajos, y la Luz con la que me relaciono cada día me da fuerza para hacer mi tarea diaria con amor, sin miedo y sin demasiada presunción. Simplemente,hago mi trabajo de Luz lo mejor que sé, piensen los demás lo que piensen. Se me podrá acusar de muchas cosas pero de ser tibia, no. Yo me defino, me decanto: soy un canal espiritual. Y ya está.


"No seais tibios, porque a los tibios los vomitaré de mi boca" puede sonar bastante fuerte viniendo del Espíritu, o de Dios o de aquel a quien se lo atribuya Juan en el Libro del Apocalipsis (último libro de la Biblia). Sin embargo, tras años de trabajar codo con codo con seres de Luz tengo muy clara una cosa: Dios es radical. Radical en el sentido de puro, inamovible, fuerte, incorruptible... Los Seres de Luz también lo son. En mis canalizaciones percibo la rotundidad y asertividad de nuestros Guías espirituales y nuestros Maestros de Luz, y podemos preguntarles mil veces lo mismo, que si no procede, no lo responderán. No se ponen ni colorados, de hecho, se ríen de nuestra insistencia. Simplemente, la Luz es libre, independiente, segura, inconmovible... y como es Amor, no le importan tus chantajes, ni tus intereses, ni tus miedos, y no vas a lograr tus objetivos por muchas velas que le pongas al patrón de los imposibles. ¿Estamos? No seas tibio, sé tú mismo. ¿No te crees esto? No sigas leyendo. Aprovecha tu tiempo, vete a hacer otra cosa... 

¿Crees que la Fuente te ama y te ayuda? Pues, venga, ¡sé feliz ya! Sonríe, confía, no temas, ¡vive, pardiez! (escribo "pardiez" por no poner "coño", pero observa cómo cambia el tono...) Dios, o la Energía o lo que sea te quiere feliz, así que SÉ TU MISM@. Exprésate, sin ofender; haz lo que te guste sin dañar a otros; ten tus propios principios, aunque a los demás no les guste; no estés a la sombra de nadie... más vale solo que mal acompañado, ¿no? Elige, escoge libremente tus creencias, no temas cambiar, ¿quién va a regañarte? ¿Mamá? ¿La jefa? ¿Tu novio? Pues mándalos a todos a hacer puñetas (que es un rollo) y libérate. Eres responsable de tus creencias, de tus ideas, de tu salud, de tu economía... eso es ser frío o caliente. No eches las culpas a otros (eso es ser tibio).

No seáis tibios...

Cada vez que percibo la energía angélica de Miguel Arcángel siento una gran fuerza. Lo visualizo serio, rotundo, extremista, incansable, casi un fanático de la Luz. Te recuerdo que es un Guerrero... Su energía se dedica a cortar lazos tóxicos, relaciones dañinas,  eliminar energías de baja vibración o limpiar lugares. ¿Imaginas su bravura y su fiereza? No se trata de un tío vestido de romano que se presenta en tu casa para limpiarla de malos espíritus. La energía angélica de Miguel ayuda al ser humano a conectar con su coraje, con su capacidad de decir "no", con su autoestima, con la habilidad para poner límites... Tengo que pensar en él cuando la gente intenta torearme, como cuando alguien me llama para felicitarme por mi trabajo, pero en realidad quiere por contarme su vida entera (desde la concepción) y tras una hora me dice: "bueno sigue así, te dejo que tendrás mucho que hacer". Cuando yo era tibia tragaba este abuso envuelto de buenismo.Yo pensaba: "es que esta persona estaba fatal y me necesitaba...". Pero la realidad es que yo no sabñia decir no, y siempre hay alguien que se aprovecha. Poco más tarde, sostenida por mis Guías, recibí la aclaración de que, el que de verdad desea cambiar, encuentra el momento y la forma terapéutica adecuada para seguir avanzando. Pero que cuando alguien sólo necesita sentirse escuchado, no quiere ayuda, sólo lástima o adulación. También aprendí a respetarme y saqué mi lado "frío o caliente", y ahora puedo decir: "Discúlpame, pero entro a una consulta y no puedo atenderte" o "Si necesitas una sesión privada te envío por escrito toda la información. Para lo demás, tienes mi blog, mis vídeos y las canalizaciones, todo ello gratuito y a la hora que quieras". Quien no quiere crecer no vuelve a molestar, y yo puedo seguir trabajando para los que de verdad queréis evolucionar (y que estáis leyendo esto).

Ser frío o caliente es ser de ley: es decir la Verdad. 
Mi buena educación hace que todavía me cueste decir que no a las personas, pero no da buen resultado. La última vez que cedí ante un paciente me enfermé: estaba mala y debí anular la sesión, pero me suplicó que le atendiera porque era algo "muy serio". En realidad no era tan serio. Lo que sí fue serio es el resultado en mi salud: dos días mala por no saber decir "no". Aprendí la lección. ¡Aprende tú antes de enfermar! Los demás son importantes, por supuesto, pero ¿por qué ha de ser tu padre más importante que tú? ¿Por qué está tu mujer por delante de ti? ¿Seguro que lo suyo no puede esperar? 

¡Aprende a no tolerar lo intolerable: el abuso, el acoso, la humillación, la manipulación o el chantaje NO deben ser permitidos. Somos de Luz, no gilip.... Somos buenos, no tontos.  Así que corta ya todo tipo de aprovechamiento: no seas tibio, di "no". Ahora llaman mobbing al acoso laboral o bullying al acoso escolar. Mujeres y por supuesto hombres son controlados y agredidos por sus ¿parejas? Hay racismo, xenofobia, clasismo, homofobia, intolerancia religiosa...¿Crees que un Ser de Luz puede callar ante esto y ser "tibio"? NO. Hay que actuar. No bastan la crítica o el juicio, que son otra forma de intolerancia: si hacemos eso no somos mejores que otros. 

Hay que cambiar las leyes
aprender habilidades sociales
enseñar aceptación
honrar al otro
saber decir "no"
votar al que el corazón te dicte
pero por Dios, hay que actuar, 
hay que ser fríos o calientes.

 Contaban que un discípulo acusaba al Maestro de estar muy metido en política, a lo que este contestó: No sabes nada de espiritualidad. Ni de política. (Tony de Mello).

 ¿Crees que tu religión ha de ser tranquila? Mi religión es revolucionaria, porque uno de mis Maestros cuando estaba en la Tierra, exclamó: 

                                        “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; 
no he venido para traer la paz, sino la espada"
                                                                                                      Mateo, 10:34.








 

martes, 15 de noviembre de 2016

LA BELLEZA ESTÁ EN EL INTERIOR

Cada vez que recibo mensajes de los Guías o hago una lectura privada recibo claramente el Amor que nos tiene el Creador. Si quien nos ha creado piensa que todos somos geniales y maravillosos, ¿por qué tú no piensas lo mismo de ti?


La práctica es la mejor escuela, por eso necesitamos una vida (o miles de vidas) para recordar lo hermosos que somos en esencia. Puede que, de tanto escucharlo o leerlo empieces a verlo como una posibilidad, pero, ¿puedes aplicárselo a otros? Aunque tú estés aprendiendo a apreciarte, ¿por qué no aplicas para los demás el mismo principio? Si tú eres de la Fuente y eres maravilloso en tu esencia, los demás también lo son, ¿o no?


Cuando comencé a pasar consulta como terapeuta uno de los grandes problemas de la mayoría de mis pacientes, así como el mío propio, era la autoestima. Realmente mucha gente tiene problemas con su autoestima y/o con su autoimagen. Muchas personas requieren meses, tal vez años, de terapias larguísimas para empezar a gustarse a sí mismos. No pocos echan la culpa a sus progenitores creyendo que si sus padres no los amaron, ellos no pueden amarse. Esta idea puede valer durante un tiempo o para algunas personas, pero, ¿cómo explicamos esta falta de estima cuando los padres nos han amado, halagado y valorado?


Por desgracia, la terapia clásica se queda corta en muchos casos, no en todos, por supuesto, pero sí en muchas consultas. Por ese motivo yo me dirijo al Cielo: ¿Qué puede hacer una persona que no se gusta o que no se quiere a sí misma?


Y el Cielo responde:


"... que se mire como lo mira su Creador. No importa el aspecto físico, ni las medidas ni las tallas. Querida Alma, no importa tu inteligencia ni tu trabajo, pues quien te quiere sólo por eso, en realidad no te quiere. Si dependes de la opinión de otros, cuando cambien sus ideas, sus gustos o incluso la moda, sentirás de nuevo que no eres hermoso, interesante o digno de ser amado. ¿En serio crees que tu Creador te hizo con defectos? No es así. La Fuente te pensó perfecto y feliz, pero bajas a la Tierra para aprender a amar lo que eres con el aspecto que tengas. Por ello, en unas vidas serás hermoso por fuera y en otras no, y así podrás desarrollar el auto-amor y el amor a los demás como son. Acaso, ¿no quieres a tu hijo si es poco agraciado? ¿No le amas si no es buen estudiante? ¿Lo rechazas si no está sano? Ni los animales hacen eso si no es para proteger a la especie.


Mírate con el Amor infinito que te miramos desde arriba y dite cada día a ti mismo:
soy un ser perfecto.


Tú eres un Alma perfecta que no se acuerda de ello, por eso, mírate adentro, en el corazón, en el lugar donde se conectan tu Alma y la mano del Creador, y entonces verás la belleza que tienes, seas o no hermoso por fuera, pues tu Luz ilumina todo lo que la rodea. La belleza nunca es física, quien sólo mira lo de afuera sólo encuentra hermoso o feo lo de afuera. Y tú, ¿eres lo que otros ven o lo que hay en el interior? Te amamos en cualquiera de las formas en que decidas encarnar. El Creador, la Fuente de amor de la que vienes te honra seas como seas. Haz lo mismo contigo y con los demás, porque así tu belleza interior emanará belleza exterior. Cuando sólo cuidas el envase te alejas de esta gran verdad: La Belleza está en el interior. Ámate y embellecerás. Así es".



jueves, 3 de noviembre de 2016

martes, 1 de noviembre de 2016

TÚ TIENES LA CLAVE

Conocí el mundo de la terapia alrededor de los dieciocho años. He tenido suerte con los terapeutas y sistemas que he conocido, pues, en general, han sido bastante honrados. Han cometido sus errores y no siempre me han podido o sabido ayudar, pero al menos no he encontrado nadie a quien denunciar por motivos indecorosos o por un comportamiento poco ético. Sólo puedo pensar en algunos bastante inexpertos en su campo, nada que no se solucione con experiencia, al igual que en cualquier otra profesión. Sin embargo, más de veinte años después me reafirmo en algo que siempre intuí: los demás pueden ayudarnos pero la clave la tenemos nosotros.
 
Como terapeuta espiritual puedo ayudarte a ver qué ocurre, de dónde nace el problema y cómo reducirlo o eliminarlo, pero la solución definitiva no depende de mí, sino de ti. Da igual quién te diga qué cosa si tú no das los pasos en la dirección correcta. Por ello, no dudes de que si realmente deseas ser feliz, tu mejor terapeuta eres tú. Los demás, profesionales o aficionados, sólo podemos colaborar contigo para que tú encuentres tu solución, la tuya, la que más afín sea a tus intereses, ideas y sentimientos. Nadie puede imponerte un camino u otro: has de escoger qué paso vas a dar.
 
Pero no basta con decir: "ok, lo entiendo, haré lo que debo". ¡Hay que ponerse en marcha!
¿No tienes trabajo? Muy bien, ¿qué estás haciendo por encontrar uno? ¿Te lo tomas en serio? ¿O te frenas tú solo? ¿Qué piensas del trabajo? Revisa tus conceptos y elimina los obstáculos.
 
Quieres encontrar una pareja, pero ¿qué ofreces tú? ¿Eres abierto, amistoso, educado, honesto y fiel? Si no lo eres, ¿qué tipo de compañero o compañera eres? ¿A tí te gustaría salir con alguien como tú?
 
De nada sirve tratar una enfermedad si no aprender también la lección emocional, espiritual o kármica que trae aparejada. ¿Crees que tu patología ha sido cuestión de puro azar? Nada ocurre por azar. ¿Por qué no observas tu actitud ante la enfermedad? Tal vez puedas ayudarte a sanarte mucho antes de lo que crees. ¿Qué no estás haciendo "bien" en tu vida? Tal vez tenga que ver con tu sufrimiento y tu dolor. Obsérvalo.
 
¿No estás haciendo lo que te gusta? Muy bien, y ¿quién te lo impide? No puedo creerme que tu madre/padre/marido/mujer/jefe/jefa/amigos o hijos puedan mandar en tu vida. ¡No me lo creo! Es más, ¡no te lo crees ni tú! ¿No diriges tu vida? ¿Acaso dejas tu destino en manos de tu terapeuta/maestro/gurú/tarotista/párroco/médico)? Pues no sé si deberías... pero al fin y al cabo, el único responsable de tu vida y de tus decisiones eres tú. Las decisiones vas a padecerlas: al menos, decide tú.
 
Tu terapeuta puede decir lo que le dé la gana, pero tú has de escoger el camino adecuado para ti. Nuestra misión terapeútica es ayudar, no imponer, obligar, chantajear, exigir... Lo único que un profesional puede pedirte es cumplir tu parte del acuerdo: puntualidad, ganas de mejorar y pago de honorarios. Si no cumples tu parte el terapeuta puede romper su acuerdo contigo, esto es lógico, pero no puede obligarte a dar paso alguno que tú no desees.
 
Contacto a diario con Guías y Maestros espirituales que nos ayudan a progresar y perfeccionar la Luz que todos somos. Pero ninguno de ellos puede escribir al ordenador, ni puede llamar por teléfono, ni estudiar por mí ni nada por el estilo. Nadie puede hacer lo que debes hacer tú. Así que ve a por tu felicidad, es decir: ¡¡Mueve el culo!! Ahora mismo. No me aburras con tus historias, con tus desdichas y tu autocompasión. La vida es maravillosa a pesar de que en este momento para ti sea más o menos un pozo lleno de estiércol, pero si tú no haces lo que te corresponde NO VA A MEJORAR. ¿Me explico?
 
La terapia (si es buena) ayuda mucho a quien la solicita porque nos permite comprender cosas de las que éramos inconscientes o desconocedores, pero ninguna terapia sirve de nada sino te pones manos a la obra tras la fase de comprensión. Hay que realizar el cambio. Hay que convertir lo que comprendemos en realidad. Así es como puedes llegar a lograr tus objetivos personales y por supuesto, espirituales, que es a lo que realmente viene cada uno de nosotros a este planeta.
 
Bueno, te dejo. Tienes mucho que hacer. Ahora. Ya.
La vida es corta y la Tierra es un planeta de cambios que está en plena ascensión, es decir, que están llegando los tiempos de ser uno mismo, de perder los miedos y de ser feliz. Ya no hay excusa. No estás en el siglo XVII: nadie va a detenerte ni a cortarte el cuello por ser tú mismo. Escoge el trabajo que te guste (mejor aún, lo que viniste a hacer), relaciónate desde el amor no por obligación, y no pierdas tu tiempo. Si no crees en cada, perfecto. Si crees en el Amor, practica. Y, una vez más, necesitamos que seas feliz, que estés en paz contigo y con los demás, y que aumentes tu conciencia, pues tu evolución nos ayuda a los demás en nuestra evolución.
Busca tu paz y colaborarás con la paz del mundo (planeta, animales y plantas) desde casa, casi sin esfuerzo. La Humanidad lo necesita. Gaia lo necesita. Yo te necesito. Sé feliz. Ahora. Muaks.

viernes, 28 de octubre de 2016

TU CAMPO DE INFLUENCIA

¿Hasta dónde llega tu influencia? No hablo del puesto en tu empresa ni del reconocimiento de los demás, sino de algo más sutil: tu campo energético. ¿Hasta dónde crees que llega? Pues todo depende de tu desarrollo espiritual. Igual que quien entrena su cuerpo gana fuerza, potencia o rapidez, quien cuida su espíritu, también gana fuerza, en este caso, fuerza espiritual.
Me explicaré mejor: ¿Qué deseas en tu vida? ¿Qué experiencias quieres tener? ¿Qué tipo de gente esperas encontrarte? Pues atraes aquello que está en tu vibración, es decir, que si eres muy negativo, ¿qué crees que va a llamar a tu puerta? Puede que no creas que es tan fácil, pero te propongo que observes y que seas sincero/a contigo.
 
¿Sobre qué cosas hablo en mi vida diaria?
¿Critico o juzgo a otros?
¿Tengo miedos y temores?
¿Con qué personas me junto?
¿Qué me gusta leer o ver en televisión?

¡¡Y aún crees que estás en una vibración hermosa!!

Puede que me digas que no es sencillo salir de ese estado. Yo ya lo he pasado mal, no hablo de oídas, ya he sufrido situaciones difíciles y desagradables, pero puedo recordarlas todos los días o vivir feliz de haber salido de aquellos problemas. Entonces, ¿no puedes hacerlo tú? ¡Adelante!
Enfócate en TODO lo bueno, lo hermoso y lo magnífico que hay en tu vida. ¿Es algo muy pequeño? No importa, ¡aliméntalo! Habla de las cosas hermosas, dile a la gente todo lo bello que ves en ellas, sé cortés, ríete más y no alimentes el ego ni el morbo, ¡huye de esas energías!

Hay gente que me dice: "yo no soy así, se me habrá pegado...". Perfecto, pero, ¿tú te crees que yo voy a tragarme eso? ¿Crees de verdad que lo malo se nos "pega" así porque sí? Yo no lo creo. Y aunque tú tengas razón, ¿te va bien con esas ideas en tu cabeza? Tal vez te guste ir por la calle temiendo que pueda ocurrirte algo negativo... o puede que siempre estés preparándote para algo malo en la vida. Quizás te gusta alimentar la idea de que las energías negativas te persiguen y se dedican a hacerte daño. Lo respeto, pero si lees mi blog comprenderás que la vida nos va mucho mejor cuando encendemos la Luz que cuando criticamos la oscuridad. Si hablas de ello y crees en ello (y le temes), lo atraes. ¡Estás invitándolo a entrar! No lo digo yo, puedes escuchar a Kryon y otras entidades de Luz canalizadas por otras personas.
 
Puede que dudes de esto que lees  porque te hayas criado en el temor y que, además, hayas dado con maestros, gurús, terapeutas, sanadores y canales que se dedican a predicar que tenemos que hacer no-sé-cuántas protecciones para todo ¡Yo misma las he utilizado! Y me han servido,.. hasta que he comprendido que subir mi vibración es la mejor solución, ¿cómo voy a estar en una energía densa si estoy en una vibración más elevada? No podemos estar en dos lugares a la vez, y yo prefiero el Amor, cuando elijo esto ¡¡subo un peldaño en dirección al Amor!! ¿Qué habrá a mi alrededor? ¡Pues Amor! Pero cuando me entra el pánico, o me sube el ego, o me comparo, o me juzgo... bajo de nuevo a la densidad de la tercera dimensión, al plano terrestre, a la gente, ideas y experiencias que resuenan con eso. ¡Yo soy la responsable de lo que pienso! ¿Quién es el responsable de tus pensamientos y de tus actos? ¿Tu pareja? ¿Tus padres? ¿Tu maestro? Vamos, ¡anda ya!
 
¿Qué quieres pensar tú? ¿En qué "vibración" deseas estar? Es tu responsabilidad. Pero además, eres responsable de lo que piensas, dices y haces porque tu energía ¡llega a los demás! Es decir, puedes hacer lo que quieras con tu vida, pero recuerda que así como estés tú, repercutes en el resto, y por supuesto, en el planeta Tierra.
Me gusta pensar que tengo un campo de influencia que depende de mi energía, así que ¿por qué no cuidarla? ¿Por qué no mantenerla alta? No puedo arreglar problemas en África, ni en el Ártico, ni siquiera en la calle de al lado, pero ¿qué estoy generando cuando me centro en el dolor, la miseria y la injusticia? Más de lo mismo ¿Qué puedo hacer? Pensar en soluciones, enviar Luz y sanación, enviar un donativo y, por supuesto ¡¡aumentar mi propio campo energético!!
 
¿Cómo? Ya lo sabes, me conoces: CON AMOR.
Pon Amor, pon belleza, habla bien, cuida tu cuerpo, no temas, ¡sube tu vibración! Y tu campo comunica esa energía en la que tú estás al resto. Cuanto más lo trabajas más aumenta tu campo de Luz que puede llegar a varios metros alrededor de ti. ¿Qué quieres comunicar a los demás? Tu energía les informa de quién eres te guste o no. Es inconsciente e inevitable, pero es así.
 
Cuando conoces a alguien con magnetismo, ¡eso es energía! Cuando no puedes apartar la mirada de esa persona, cuando te encanta estar en su presencia, ¡todo eso está hecho de energía! ¿Qué quieres emitir tú? Pues ámate y eso llegará a los demás, y si cada uno de nosotros aumenta su pequeña "onda de energía" como el agua de una lago, ¡imagina el alcance a nivel mundial! Varios metros a nuestro alrededor serán positivos, sanadores, conciliadores,.. Seamos ambiciosos, ¡imagina sus consecuencias cósmicas!
 
Querido/a lector/a: ¡hazlo ya! PON AMOR.
Y si crees que no funciona, PON MÁS AMOR.
 

martes, 13 de septiembre de 2016

ESCRIBIR SOBRE ESPIRITUALIDAD

ESCRIBIR, UN PLACER DIFICIL


La tarea vocacional de crear algo se expone a varias dificultades. La primera, como en cualquier trabajo creativo, la triste realidad de que las musas estén de vacaciones. Suponiendo que reunamos la suficiente paciencia para verlas llegar por lontananza, oliendo ya su perfume de clavo y rosas de Alejandría, deberá la inspiración encontrarnos sobrios, despejados y sentados al ordenador como el más aburrido oficinista gris.
Superado este obstáculo, aparece la siguiente valla: que lo que escribimos tenga sentido y sea, al mismo tiempo, hermoso, inteligible (es decir, que se entienda) y cautivador. Cuando uno es un inconsciente este paso puede saltarse, pero si dejamos que la auto exigencia y el deseo (humano) de no defraudar a los lectores nos abruma, la tensión dificulta el acto creativo de llenar la famosa página en blanco.
Yo ya he llegado a la tercera fase: rezar a los hados para que este segundo libro, aún gestándose en mí, tenga la mayor utilidad de todas. Quiero aportar conciencia a todo aquel que desee ampliar su visión del mundo. Llegados a este punto, me pregunto, como cualquier autor...

Lo que digo, ¿le servirá a la gente?
Lo que escribo, ¿logrará aumentar el bien en este planeta?
¿Sabré hacerlo sin ego?
¿Practicaré todo lo que recibo que ha de ser publicado en este nuevo libro?
¿Compararé a mis dos "hijos" cuando esté aquí?
Y la más difícil, lo que publicaré pronto, ¿corresponde al encargo que la Luz me hace?

Soy una canalizadora espiritual y escribo para mostrar la Luz que todos somos. El segundo libro no es la continuación del primero, es totalmente diferente, pues está siendo canalizado para la ocasión.



ELEGIR EL TEMA


Para mí no sería difícil escribir una novela mediocre, cientos de cuentos cortos e incluso algo de poesía. Traigo desde niña gran amor por la palabra y cierta capacidad de unirlas con sentido y belleza. Pero nunca quise publicar nada, hasta ahora. Siento que la información amorosa y sanadora que recibo diariamente de nuestros Profesores, Guías y Maestros Ascendidos, como cualquier otro canal. Lo que hago no es único. Sin embargo, sentí la necesidad de plasmar experiencias reales y mensajes de Amor para mejorar tres cosas. Primero, mejorarme a mí; segundo, mejorarte a ti y a todos los lectores que libremente acceden a mis publicaciones, y tercero, mejorar el planeta que habitamos, pues si hay más de lo bueno, hay menos de lo malo. Matemáticas aplicadas, y egoísmo puro. Si esto mejora, yo mejoro. Y viceversa, si yo mejoro, tú también... y Gaia (la Tierra) también.

De modo que, entre todo lo que se puede escribir sobre la espiritualidad, son temas recurrentes:
quiénes somos, qué somos, hacia dónde vamos, por qué nos pasan las cosas que nos pasan y por qué morimos, entre otros. No soy una erudita de estos campos, pero percibo claramente explicaciones y respuestas a estas y otras preguntas que ayudarme y ayudar a otros. Así que, al igual que en la mayoría de las canalizaciones públicas que hago desde hace unos años, el tema lo escogen Ellos, no yo.

Es más sencillo escribir y vender una novela mala que publicar y tener éxito con un texto espiritual. La razón es que levanta ampollas, crea dudas, genera malestar, y lucha contra el ego que tiene el ser humano. La estructura atacada se vuelve como una víbora con tal de no perder su falsa seguridad. Entonces, hablar de Dios o como tú prefieras llamarlo, hace que muchos huyan de la remota posibilidad de tener que aceptar algún cambio en su rudimentaria forma de pensar. En realidad, si tu fe fuera fuerte nada la quebrantaría. Así que no temas: lee todo lo que quieras, permítete pensar que hay otras formas posibles de espiritualidad y fe, como de religiones y filosofías. ¡Crece! No te asustes. Yo lo escribo, esa es mi tarea, pero no temas, nada puede desmontar tus creencias si estas son firmes o si están basadas en tu propia experiencia, como es mi caso.

Por último, ¿y si fuera mentira que canalizamos? Y si, ¿los Seres de Luz son falsos y nos engañan? Francamente, me la trae al pairo esta opción, que no te discuto que sea razonable. Si los mensajes que recibo, publico e intento practicar no son de Amor, llevadme a la hoguera, como hace un tiempo no tan lejano. Si lo que lees no intenta que seas mejor persona, me retiro. Si quien lee mis canalizaciones no sale con más ganas de amar y respetar (base común a todas las religiones, no entraré en matices), lo dejo ahora mismo. Y si alguien inventara una religión de Amor puro y la cumpliera, tendría en mí su más fiel seguidora.
No temas, si lo que ves resuena en tu corazón y levanta tu amor por los demás, sigue esa senda. Si te genera miedo, venganza, ira o dolor, no sigas por ahí, ya que eso es lo que encontrarás al final de ese camino. Así que, una vez más, mis guías y maestros, igual que los tuyos, desean que todos recordemos que somos Energía experimentando el Amor infinito de Dios (o la Fuente, o lo que sea) y eliminando todos los obstáculos que le hemos puesto a través de la mente, la cultura y los traumas de la vida.

Ahora vuelvo a la tarea del escritor espiritual. A eliminar las prisas y la exigencia, a relajarme y sentir el Amor de los guías que acompañan mi tarea y vocación. Os dejo, y regreso al trabajo diario, duro y hermoso de esperar sentada a las musas del lenguaje de la mano de los mensajeros sagrados, para que ambos terminen de redondear mi segundo libro, mi niño, mi sorpresa.

Deseando presentarlo al mundo, os deseo una vida alegre, coherente, consciente... feliz. Pues vivimos a amar y llevar con cierta elegancia la vida cuando no somos amados.

Y para todos los que se preguntan:
- ¿Cuando estará?
Os respondo con realismo:
- Cuando esté.

Te veo pronto, en el Amor.

sábado, 3 de septiembre de 2016

MAESTROS, ¿DE QUÉ?

SI NO PRACTICAS NO SIRVE
Si estudias algo y no lo practicas, no te servirá.
En el campo del Reiki y de los Registros Akáshicos también es necesaria la práctica. Esta es la razón por la que RECOMIENDO insistentemente hacer los niveles 1, 2 y 3 por separado, dejando tiempo (varios meses como mínimo) entre unos niveles y otros. Unas escuelas te dirán un mes y otras un año. Las más clásicas y puristas, te ofrecerán pasar de nivel cuando el maestro crea que estás preparado para ello. Sé que hay muchas escuelas y muchos maestros, y está bien, pero aunque nosotros no podamos confirmar si has practicado lo adecuado antes de pasar a otro nivel, tú debes ser responsable de haber practicado todo lo aprendido. No se trata de coleccionar diplomas, creo yo, ni de formarse como "maestro" para dar unos cuantos cursos y ganarse un dinerito. Si no eres honesto será cuestión de tiempo que esto salga a la Luz (últimamente, es cuestión de muy poco tiempo descubrir a un estafador).
Hay estilos y tarifas para todos los gustos. Pero te sugiero que no te precipites, que te informes de primera mano de qué es cada una de estas herramientas espirituales, para qué sirven y quién puede utilizarlas. Asimismo, infórmate bien sobre el maestro elegido, valora los contenidos y el estilo del curso, y valora que el precio esté ajustado a la preparación de quién lo da, al contenido y forma del taller y a los precios internacionales recomendados por asociaciones de todo el mundo.

Curiosamente, la mayoría de las webs que ofrecen talleres o terapias de estas disciplinas no ponen sus precios. Yo prefiero informar claramente de los detalles de un seminario conmigo y evitas malos entendidos, misterios innecesarios y manipulación del alumno (como por ejemplo: "para saber el precio del taller inscríbete en nuestra página").  Cuando visito la web de Fnac, de El Corte Inglés o de Sanitas, los precios son visibles, ¿por qué no hacerlo con la terapia alternativa y la formación espiritual? Creo que, sin querer, favorecemos el ocultismo, la sospecha, la comparación y la mala prensa. Los maestros, los terapeutas o los autónomos no somos competencia. Un maestro debe practicar lo que predica: deberíamos ayudarnos, protegernos, derivar a nuestros alumnos a otras escuelas si sentimos que aprenderá más. Cuando veo abusos, manipulaciones o mentiras, confieso que se me escapa la crítica. Me es difícil frenar mis pensamientos cuando observo cómo alguien con un diploma en lo que sea desvirtúa la belleza y utilidad ilimitada de hermosas técnicas espirituales. ¿Qué estamos enseñando a nuestros alumnos, si nosotros mismos estamos llenos de fallos? ¿Alguien olvidó que todos somos humanos? Un maestro no es superior en nada (ni lo esperes si eres alumno, ni lo creas, si eres maestro). Simplemente, tiene la herramienta para acompañarte a utilizar ciertas técnicas, habilidades y capacidades que tú siempre has tenido por el hecho de proceder de la Fuente.



OJALÁ NO HAYA MAESTROS
Esto significará que no los necesitas, que has recordado que eres Luz y que puedes mantener alta tu vibración, perdonarte, comunicarte con tus Guías o tu Yo Superior (o con la Fuente) cuando y como quieras.
Cuando la Humanidad sea un ejemplo de amor, de empatía y respeto... cuando veamos a una pulguita como un ser en evolución, lo mismo que tú... cuando podamos vivir sin comer animales y hablar con el Alma de las cosas... cuando estemos presentes aquí y ahora... no harán falta Maestros de nada. Y este es mi deseo sincero.
De momento, impartimos talleres, hacemos terapia, escribimos libros y creamos asociaciones, y todo esto es un paso necesario hacia la Luz que pronto se restablecerá en la Tierra (bueno, pronto, pronto, no sé, pero lo veremos... cuando sea).

Deseo que te formes correctamente en Reiki o en Registros Akáshicos si te ha llegado el momento, y que no te formes, si aún no ha llegado ese día. Pero recuerda que tu "maestro" debe serlo para siempre. Como dice una amiga mía, también Maestra de Reiki:
"Puede que tú dejes de ser mi alumno, pero yo siempre seré tu Maestra".

Con todo mi amor, mucha Luz en tu camino.








jueves, 1 de septiembre de 2016

LA VUELTA AL COLE

¿Cómo imaginas que empezará el curso? ¿Estás temiendo la vuelta a la oficina y la factura de los libros? Tal vez eres de los afortunados que se toma ahora su merecido descanso, pero, ¿con qué actitud?
A veces necesitamos "vacaciones de uno mismo", como decía Manolo García.
Pero uno no puede huir de sí mismo, así que, tanto si te vas como si vuelves, ¿en qué piensas? ¿Qué estás proyectando para tu vida cotidiana? ¿Qué estás alimentando?
Visualiza que todo irá bien, que los problemas se resuelven y que puedes con todo. Imagina que hay un plan mayor para todo acontecimiento en tu vida, y siente cada minuto como si aún fueran vacaciones. En el fondo, si tu mente está en Babia, no es muy diferente la playa de la oficina porque no estás disfrutando, ¿me equivoco?

Toca volver al trabajo, a la rutina y a las obligaciones. Hay muchas cosas que no vas a poder cambiar de tu vida, pero puedes elegir llevarlas lo mejor posible. También puedes dedicarte a recordar con nostalgia el tiempo pasado. El doctor Bach te diría que estás en un estado "honeysuckle" o madreselva. Pero también puedes sentir rabia y frustración porque lo bueno se acabó. Podrías caer en depresión, justificándote además por el eclipse, la luna, la astenia otoñal, la dieta inadecuada, el debate de investidura, o qué se yo. Pero no es real. Lo real es: ¿Qué actitud escoges en estos momentos?


Si pudiera preguntarle a los Maestros y Guías espirituales que todos tenemos, me dirían sencillamente:



Os preocupáis demasiado. Disfrutad este momento, el ahora. haced lo correcto, cuidad el cuerpo y meditad. Lo demás, es energía gastada, masoquismo, miedos creados, patrones mentales anticuados y falta de conexión. Si estuvierais seguros de que todo es sólo una experiencia con sentido espiritual profundo, y que parte de ese sentido incluye luchar por vuestras metas como humanos pero aceptar las cosas como son, seríais mucho más felices.
Fijaos en el pasado. Eso que tanto temías el año pasado, ¿ocurrió? La mayoría de vuestros miedos no se cumple nunca. La parte inevitable de la vida, como la muerte, por ejemplo, es más sabio aceptarla que renegar contra ella, pues os guste o no, todo lo que es inevitable sucederá. Pero mientras las cosas negativas llegan, ¡para qué sufrir!
Mira a ver si estas vacaciones has estado pensando en el trabajo o en los problemas. si es así, tal vez no te has ido de vacaciones. Y es una pena, porque ahora te pasarás once meses pensando en las próximas. y cuando lleguen, no estarás presente y sufrirás de nuevo ¡voluntariamente!



Así que les pregunté a mis propios Guías:
- ¿Qué he de hacer ahora?
Y Ellos, con el Amor con el que nos miran a todos, me entregaron algo parecido a un cofre lleno de paz interna.
- Con esta "paz interior" no puedo pagar la hipoteca, ni hacer talleres ni pasar consulta -les dije.
- Al contrario - aclararon con ternura- sin esta paz interna no podrás disfrutar la existencia. Sin esta paz interna no puedes sentarte a escribir, no puedes asumir lo que no te gusta. Te enfadarás por todo, comerás mal y dormirás poco. Esta paz interior es necesaria en vacaciones y durante la semana, deberías llevarla siempre contigo. No puedes esperar a que sea día libre para estar tranquila. El reto del Alma es estar tranquila en todas las circunstancias. Que la disfrutes.


Tomé la imagen de la pequeña arca y la guardé, confiando en que cada día, sea lunes o sábado, septiembre o abril, yo sea capaz de ser un ser humano conectado a la Luz. Y eso mismo es lo que os deseo a todos.
El curso comienza y volvemos a las relaciones con los compañeros de trabajo, al pago trimestral, a la fila del supermercado, y todo ello puede ser vivido desde la esencia de Luz que todos somos. Feliz vuelta a la cotidianeidad, o como dicen los franceses, feliz "reentré".

martes, 2 de agosto de 2016

NO SE PUEDE NO SER ESPIRITUAL

Cuando estudié Periodismo entendí que, como decía Paul Watzlawick, "es imposible no comunicar". Un buen ejemplo es ser invitado a una fiesta: tanto si asistes como si no, están enviando un mensaje. Y si decides ir, hagas lo que hagas te estás comunicando: si eres puntual, si llegas tarde, si vas borracho, si vistes acorde a las circunstancias o no, todo ello está enviando un mensaje a los demás, y especialmente, a quien te invitó.

Asimismo, es imposible no ser espiritual. El ser humano, por sus propias características, es un ser religioso y social, como lo definió Aristóteles, un zoon politikón, que se ha interpretado erróneamente por "político", pero que se traduce como "animal social (o cívico)". Somos animales sociales, y también, como prueban los primeros enterramientos, somos espirituales. Simplemente, unos lo expresan y otros no.

La espiritualidad es una característica humana que cualquiera puede vivir y desarrollar, pero no fuimos creados para imponer nuestras ideas, comportamientos o creencias a los demás, aunque lo hacemos con demasiada frecuencia. Y el primer gran error de las personas que nos decimos espirituales es creer que nuestra posición es la mejor, y no pocas veces nos empeñamos en hacérsela tragar a los demás. Creo que deberíamos encargarnos de ser más coherentes con nuestras creencias y dejar de metérselas por los ojos a los demás (basta ofrecerlas con amor)  

CUANDO NO SOMOS ESPIRITUALES...
Cada vez que insistimos demasiado o forzamos a otro a pensar, sentir o probar algo (aunque sea buenísimo), estamos dejando de ser respetuosos y nos alejamos de la verdadera esencia de la espiritualidad: el respeto.
Si insistimos, no estamos aceptando otros puntos de vista, otras ideas y otra forma de ver el mundo. Si fozamos algo, olvidamos que nosotros estamos en este pensamiento ahora, pero antes estuvimos en otro, y podemos apostar a que dentro de un tiempo, tendremos otra visión del mundo.
Cuando rechazamos otras creencias, ideas o concepciones del mundo no estamos dando ejemplo de comprensión y respeto. ¿Eres de estos? No hay que culparse, sino cambiar lo que hacemos mal.
Presumimos de ser Seres de Luz, Almas viejas y maestros espirituales, pues te diré de nuevo que las Almas avanzadas no presumen. No se jactan, no se pavonean, no se creen superiores. Pues si realmente somos azanzados, sabemos que somos exactamente iguales en esencia. Somos hermanos.

LO MATERIAL Y LO ESPIRITUAL
En mi opinión, la diferencia entre cualquiera de nosotros y un verdadero ser humano de conciencia elevada es la actitud. Todos comemos, todos tenemos que pagar nuestras casas y ganar dinero en este plano para nuestros gastos, la diferencia es ¿cuánto tiempo dedicas al día a pensar en lo material?

¿Tienes miedo a que te falte? Entonces te falta CONFIANZA
¿Crees que te puede faltar? Entonces tienes MIEDO
¿Estás obsesionado con lo material? 
¿Estás muy centrado en el dinero, las propiedades o los bienes?
¿Juzgas a alguien por su riqueza material?

Empieza a confiar ahora mismo en que tu Luz interior atraviesa determinadas circunstancias para tu crecimiento, para tu avance o para compensar actos de frecuencia inferior. Ahora, con tu nivel de conciencia, relájate. Confía en que todo esto pasará y sé verdaderamente un maestro aquí, es decir, al menos, no sufras. De acuerdo, te va fatal, te encuentras mal, las cosas te van de pena y tu economía no fluye, entiendo lo que estás pasando (porque ya lo pasé) y te recuerdo que no sirve de nada lamentarse, llorar y sentirse como una víctima de las circunstancias. Puedes darte pena cinco minutos al día, pero, por favor, cuando pasen cinco minutos, ponte a meditar (para calmar tu mente y conectar con la Luz) o ponte a realizar las gestiones necesarias en la Tierra.

ELEVA TU VIBRACIÓN
Somos de Energía, pero comemos y pagamos nuestras cosas, así que, hemos de estar en ambos "planos" a la vez, pero con calma. Es decir, somos espirituales, ¿verdad? pues CONFÍA en que esta situación tiene un objetivo espiritual y que pasará, y mientras, haz lo que tengas que hacer. Ser espiritual no es ser vago ni tonto, sino hacer lo correcto y dejar de preocuparse por el resto. Y funciona.

Eleva tu vibración. Como te dije, todos somos seres espirituales, pero ¿en qué estás pensando? ¿En la envidia del vecino, en la injusticia de la vida, en las guerras o en el cáncer infantil? Muy bien, tienes derecho, pero ¿qué tal te sientes? Y algo más, ¿has solucionado algo llorando al ver el telediario? No lo creo. Ponte a hacer algo ¡ya!. No sufras, ACTÚA. Piensa en Luz, en Amor, en comprensión, en karma y sentido de la compensación, pero por favor, evita pensamientos y emociones de juicio, crítica, victimismo, venganza, odio, ira... ¿Te crees alguien espiritual? Amate. Ahora.

Queremos ser muy elevados, muy listos y evolucionados, muy bien, pues no dudes de que la Fuente, tus Guías y Maestros, tus ancestros ya fallecidos y la gente que de verdad te ama, desean ayudarte a que seas feliz y estés bien. Y yo te pregunto, ¿estás bien cuando te obligas a algo? ¿Cómo te encuentras si no te respetas? ¿Cómo te va cuando te centras en lo mal que te va todo y piensas que te han abandonado? Pensar en el dolor, ¿te ayuda? ¿En serio?
Y cuando quieras ayudar a otro, déjalo en paz. Si, en paz. Ahí tienes la respuesta: darle la PAZ al otro. Para ayudar a otro has de respetar sus ideas, emociones, creencias, compòrtamientos... y verlo capaz de evolucionar. No eres imprescindible para su avance, pequeña Alma. Yo soy Maestra de muchos alumnos de Reiki y de Registros, y tengo más defectos que un plato de Masterchef. Por favor, no te compares, no impongas, pero no retrases tu propia evolución espiritual. ¿La clave? EL AMOR.

NO ERES ESPIRITUAL SI NO AMAS
En primer lugar a ti mismo/a. He escuchado a muchísimas personas que dicen "nunca tendré pareja" o "no debo cobrar mi trabajo", y yo les pergunto, ¿por qué? Tu mismo te estás limitando, ¿no lo ves?. ¿Qué ejemplo de amor vas a dar a otros si el amor o la properidad no están en tu vida? Acaso, ¿crees que la espirutalidad está reñida con el amor humano, el éxito, la salud o la properidad económica? Yo no lo creo. El ejemplo de alguien espiritual es el amor. ¿Eres capaz de amarte y darte cosas buenas? ¡Genial!
Y vamos un poco más lejos, ¿eres capaz de amar a otros? ¿Aún no? No te preocupes, no te culpes. Haz lo posible. Si estás en la Tierra como ser humano, es que aún tienes mucho (pero mucho) en lo que avanzar, así que relájate. Haz lo correcto, poco a poco, día a día. Y mira esta gran verdad: tú eres Luz y estás avanzando, pues los demás también. Así de simple. ¿También las personas que hacen daño a los demás? Si, también. La espiritualidad incluye ser correcto en la Tierra pero no culpar a otras Almas de su punto de evolución, pues todos hemos estado en puntos de conciencia inferiores al actual. Pero parece que esto lo olvidaste...
Quiero decir que cuando alguien llega a 5º curso, es que ya cursó 1º, 2º, 3º y 4º necesariamente. ¿Leíste esto? Necesariamente ya estuviste en estados de conciencia inferiores (que son todos aquellos que criticas actualmente) y te aseguro que, si lo deseas, estarás en estados de conciencia superiores. Esto es seguro, si tomas el camino adecuado, de nuevo, el camino del AMOR.
Amar es perdonar. Sí, también a ti. Haz las cosas lo mejor que puedas, y cuando falles, te das un beso y te perdonas, ¿así de sencillo? También puedes ponerte verde durante varias horas, ir a un bar a emborracharte, tatuarte "soy imbécil" o cortarte las venas, pero, aparte de sus efectos estéticos, no estarás amándote y te anticipo que te creas muy mal karma. (Vaya, ya estamos con eso - pensarás. Sí, si tú no te amas, generas energía de no-amor de vuelta a tu vida, luego, ¿qué seguirá ocurriendo en tu vida diaria? Esto es el karma: lo que siembras recoges).

Así que, para todo este mes, ámate, ya que dices que eres espiritual y quieres seguir creciendo como Alma, confía en ti. Tus Guías y Maestros te aman y te asisten, y el sexto sentido que vas a desarrollar (sí o sí) te orienta hacia las personas y experiencias más adecuadas para ti. Tú eres maravilloso.

Sé feliz, pues si amas (a otros y a ti) serás más espiritual cada vez, y ayudarás a elevar la energía de la Tierra Madre. Todos te necesitamos. Todos. ¡Eres fantástico! En serio. 
Ahora, sal de estes blog y sal a sonreírle a la vida, disfruta algo fresco en una terraza o camina descalzo por el parque. Esta es la misión que tenías, AMAR es la misión que tienes.
Nos vemos en el Amor.

miércoles, 6 de julio de 2016

DERECHOS Y DEBERES EN TERAPIA

Llevo casi 10 años haciendo terapia y he vivido muchas experiencias diferentes, pero sigue asombrándome la cantidad de derechos que creen tener los pacientes o clientes de terapias alternativas. He confirmado con otros terapeutas, reikistas, masajistas, maestros de Reiki o lectores de Registros Akáshicos que son muy habituales estos casos:

  Mi caso es urgente, el de los demás no.
 
Tienes que atenderme, contestarme o ayudarme cuando te lo pido, porque estoy muy mal.
 
¿Me das cita el sábado? ¿El domingo? ¿A las 14 h., que es cuando yo puedo?
 
¿Durante tus vacaciones? Pero, ¿por qué no?
Vaya, no traje dinero. No llevo tarjeta. Bueno, tenía 50 euros pero me he comprado un bolso.
 
Oye, que no llego a tiempo a la cita (media hora antes de la cita)

¿Cuáles son las diferencias entre los terapeutas alternativos y un médico, un fontanero u otro profesional (o servicio)?. Empezaré por la primera creencia.

1.- Tu caso es urgente, lo entiendo. Pero los profesionales (de cualquier ramo) tenemos un librito muy bonito llamado agenda que nos permite trabajar con respeto al tiempo de cada persona. Me pregunto cómo te sentirías si tu peluquero, dentista, ginecólogo o reformista te llamaran y te dijeran: "Oye, perdona, me llamó otra persona que tiene una urgencia y a ti te paso a la próxima semana"
¿Qué te parece? Pues en nuestras terapias esto ocurre cada semana.
¿Sería justo que otra persona tomara tu cita y a ti te retrasaran por la razón que sea? Eso se llama preferencia si lo hace el terapeuta, pero se llama manipulación si lo hace el cliente.
Por otra parte, cuando te ocurre una urgencia, ¿dónde llamas? A Urgencias, ¿no? ¿O crees que tu psicólogo o masajista pueden atenderte a las 3 de la mañana? 

2.-  Ya sé que estás muy mal, si no, no pedirías una consulta. Y ya sé lo mal que se pasa, por experiencia. Pero puedo asegurarte que nadie se muere y que, sin duda alguna, podrás esperar tu turno. ¿Cuánto hace que estás mal? ¿Y cuánto hace que conoces estas terapias? Y ahora que tú te decides a tener una consulta, el terapeuta debe mover su agenda por ti tratando sin ningún respeto a la gente que va antes (que también lo está pasando muy mal). O quitando tiempo de su propio tiempo libre (o de descanso, o familiar, o de vacaciones), ¿en serio crees que es así?

3.- Me entristece confirmar que cuando he hecho la excepción de dar una cita un sábado, incluso un domingo o un festivo, y a veces, a horas realmente intempestivas, el 95% de las veces la persona me ha plantado. No exagero. No miento. Al contrario, me duele tener que sacar esta estadística cuando alguien me pide que le atienda en mis vacaciones, o la hora de mi comida, o... porque esa persona tan exigente para su cita, normalmente, ni acude ni avisa para anular la cita con tiempo. ¿Sorprendente? Sólo las tres primeras veces. 
Me pregunto si vuestro ginecólogo atiende el domingo, porque el mío no. Entonces, ¿cómo sacaste tiempo para ir? Si para esa consulta, o para el Notario, o para la reunión del cole puedes sacar tiempo, ¿no puedes adaptarte a alguna de las casi 10 horas diarias que te proponemos en terapia? Aparte de la opción online...
En mi caso concreto, las personas que me han plantado una sesión con unas horas y por razones como "se me olvidó la cita" o "me surgió un compromiso", no han vuelto a pedir cita. Me pregunto si realmente querían tener una consulta. Y si no la querían, ¿por qué reservar una hora?

4.- Lo de ir sin dinero a un profesional es el acabose. Me pregunto si tu dentista admite eso de "ya te lo pagaré". Todos podemos equivocarnos de monedero, de bolso... todos podemos llevar menos dinero del que pensábamos, pero cuando no lo adviertes al principio, estás abusando de la bondad (o falta de asertividad) del otro. Te aprovechas de que la mayoría de las sesiones se pagan al terminar. ¿No te parece insultante que tu empresa no te pague la nómina? Pues tu consulta es mi nómina, así que, por favor, cualquier cuestión económica adviértela a priori al profesional.
Por otro lado, lo de "el cajero no me da dinero, la tarjeta no va y no llevo efectivo" puede ocurrirle a cualquiera, pero el profesional también puede decirte "entiendo... pues cuando tengas el pago de tu sesión vuelves". ¿Por qué alguien se siente ofendido cuando le pedimos nuestros honorarios? A nadie le ofende la cajera del super cuando le dice "son cincuenta y cinco con veinte", ¿has observado que no se pone ni colorada? Y si no tienes 55,20 €, tu compra se queda allí, ¿te ha pasado alguna vez?
Algunas sesiones se pagan con antelación para que el terapeuta esté totalmente concentrado en el trabajo a realizar. Si no te gusta este sistema no lo aceptes, ve a otro sitio, pero si aceptas esto, ¿por qué luego te molesta cumplirlo? Cualquier profesional que se precie puede devolver el dinero al cliente si no puede trabajar, no te lo devuelve si a ti no te gusta el trabajo, que es distinto. Puede devolverte el dinero si quiere, pero no está obligado, porque tú has consumido igualmente el tiempo de una sesión. Por ejemplo, si un producto o un  objeto están mal, el establecimiento debe devolverte el dinero, pero si tú cambias de opinión, no tiene obligación de hacerlo.

FAVOR POR FAVOR
Cuando realmente hay un caso que no puede adaptarse a la estructura habitual, los terapuetas podemos "hacer una excepción": pedir a otro cliente que cambie su cita si no le importa o adaptarnos de otra manera a ese caso. Pero sigue siendo UN FAVOR PERSONAL, es decir, no tenemos obligación alguna de hacer nuestro trabajo a tu manera, ¿me explico?
Terapeuta y paciente no son amigos: no es una relación de amistad, porque si no quedaríamos en un bar y nos contaríamos mutuamente los problemas. Es una relación de crecimiento, donde una persona acude a otra más formada y experimentada para ser ayudada. Por eso se realiza en una consulta, tiene una hora de comienzo y otra de finalización, y por eso se paga. A un amigo no le pagas, a un Coach/Psicólogo/Masajista/Terapeuta Floral/Reikista/Medium, etc. sí le pagas por lo que sabe hacer y tú no. Por lo tanto, todo lo que exceda del tiempo de tu cita no es exigible, sino un regalo opcional.
Cuando un cliente nos facilita el trabajo es maravilloso, pero tampoco tiene obligación.
El único deber de un cliente o paciente de terapia es el compromiso. Compromiso con la cita y con el pago de honorarios. Si el cliente no quiere hacer ningún trabajo por sí mismo, no está obligado. 
Un caso claro es el de los ejercicios de rehabilitación. Cuando me formé como osteópata aprendí los ejercicios que debemos recomendar en consulta según el caso. Ese mismo día aprendí también que casi el 100% de los paciente no los hace, y volverán a la siguiente cita exactamente igual. Pero no podemos obligar a nadie. 
Respecto a la puntualidad... hay de todo. Si llegas tarde el terapeuta no está obligado a tratarte más allá de tu hora, porque está retrasando a las personas que van detrás de ti (o sus compromisos personales). Hay profesionales que sí admiten ese retraso y te dan la sesión completa (afectando a los que vienen detrás de ti a su hora). Sin embargo, otros te atienden hasta la hora prevista de finalización de tu consulta, y algunos se niegan a atenderte si realmente no diera tiempo a hacer una sesión completa. Cada persona trabaja como le parece mejor, todo es válido, y tú tienes derecho a saber cómo gestiona el tiempo tu terapeuta, pero no a exigirle que lo haga a tu manera (o como lo hace Fulanito). 
Si es el profesional el que se equivoca, se retrasa o te anula sin margen, debería compensar este hecho de algún modo, pero no todo el mundo lo hace.
Otro caso es el de la "comisión". ¿Sabes que hay personas que pagan comisión? La comisión es un porcentaje porque le lleves gente a ese profesional. Es una buena idea, pero en el caso de un profesional de verdad, no es necesario. Si te gusta cómo trabaja y le envías gente, será porque te parece bueno. Si no, no pasa nada. Pero si cobras por ello... ¿seguro que es honesta tu recomendación?

DESCUENTOS Y BONOS
En el caso de los masajes se suelen hacer "bonos" que exigen el pago a priori y abaratan el precio de cada consulta. No todo el mundo tiene bonos porque no es una obligación. Tú decides la frecuencia, pero tú no decides las tarifas de un masajista, terapeuta, formador, psicólogo, maestro... como no le pones los honorarios al pintor o no pones el precio al solomillo. Simplemente, lo aceptas o no.
A veces la persona realmente no va bien de dinero, como muchos terapeutas, ¿se entiende?. Todos pagamos las cosas, así que, de nuevo, el profesional de la terapia no tiene la obligación de hacer su trabajo gratis ni de rebajar sus emolumentos. Si lo hace con una persona, ¿no será injusto con el resto?
Las sesiones de terapias manuales, psicológicas, energéticas o espirituales van de 0 euros a todo lo que alguien esté dispuesto a pagar, como en el resto de áreas. Por otra parte, las terapias ayudan pero ¿son un bien de "primera necesidad"? No. ¿Son muy buenas, convenientes, pero ¿imprescindibles? La terapia es opcional. Como viajar, las joyas, el cine, cenar fuera... Yo cuando no tengo, no voy.

He comprobado que cuando he regalado tiempo, asesoramiento, Flores de Bach, Masaje, Reiki o una pregunta al Registro, no ha tenido grandes efectos en la persona. ¿La razón? Que lo que no se paga no se valora. Hay excepciones, por supuesto, pero la mayoría de las veces, rebajar o regalar me hace sentirme una idiota porque espero que la persona realmente aproveche mi "detalle" y no es así. 
A veces nadie valora simplemente que leas un correo o un whats muy largo, ¿sabes cuántas personas tiene un terapeuta profesional en su agenda? ¿Sabes las horas que nos llevaría atender en nuestro tiempo libre las peticiones de cientos de personas? Por favor, que nadie se enfade cuando no contestamos un correo, un mensjae o un whatsapp en varios días. De hecho, muchos terapeutas no responden ninguna consulta fuera del tiempo de sesión. Una vez más, se trata de un favor, no es una obligación.
Te contaré que en varias ocasiones, tras firmar 40 libros, cada uno con su canalización, se me acerca alguien con una bella sonrisa y me pregunta sin más: "¿Podrías decirme algo para mí de parte de mis ángeles?". ¡Acabo de hacerlo! Ha hablado de parte de vuestros Guías durante más de hora y media, y te he firmado tu ejemplar sin escatimar un segundo ni una palabra de consejo, pero ¿quieres una consulta privada en ese momento? ¿En serio esto ocurre? - te veo escéptico. Pues ocurre. Incluso aunque sean las doce de la noche hay gente que me pide una consulta privada ¡en ese momento! Esto es mi pueblo es un abuso, y si digo "no" soy tachada de borde. ¿Qué te parece?

TUS DERECHOS
¡Claro que tienes derechos!
Tú tienes derecho a ser correctamente informado del tipo de terapia, de la formación del terapeuta y de la estructura (espacio, sesiones, tarifas y modo de pago) del trabajo. Asimismo, tienes derecho a que nadie cree falsas expectativas, y a ser derivado a otra terapia o profesional si lo que has escogido no es para ti.
Tienes derecho al respeto del profesional a tus ideas y creencias, a tu estado emocional, a tus actos en tu vida privada. Tienes derecho a la confidencialidad, a la honestidad y a que el profesional siempre te dé lo mejor que conozca para tu caso. Tienes derecho a pedir aclaraciones, a entender tu proceso, a escoger qué asuntos deseas trabajar y a anular tu cita con tiempo de sobra. Si anulas tu consulta con menos de 24 horas de margen o no te presentas, deberías abonar igualmente la consulta no disfrutada si no se trata de una causa de "fuerza mayor", ¿me explico? La hora que tú tienes reservada tu terapeuta la pierde cuando no asistes y no le avisas con un día, como mínimo. ¿Esto es tan dificil de comprender?
Y puedes ser compensado en caso de error, indisposición o anulación por parte del terapeuta (si no es por "fuerza mayor").

CODIGO DEONTOLÓGICO
No hay un código ético para cada profesión, pero bastaría con aplicar la ética de mínimos de "no hagas lo que no quieras que te hagan". O llamando al sentido común (a ver si viene), bastaría lo siguiente:

Ser profesional (estar cualificado para eso que uno hace)
Ser honesto (ser una persona honrada)
Ser firme (la "terapia endeble" no funciona)
Ser humilde (hacer lo que uno sabe y derivar el resto)
Ser justo (dar al cliente lo que realmente le ayuda, respetar el orden, el precio acordado y el tiempo)
Ser verdadero (estar centrado, listo para la sesión. Si no, es mejor anularla)
Ser cortés (la terapia es dura, a veces no gusta, así que por lo menos, que no duela innecesariamente).

Deseo que disfrutes cada día de tu vida y, que si decides acudir a un profesional, sepas tus derechos y deberes para que el resultado sea realmente bueno para ambos.
MUY IMPORTANTE: asegúrate de que este profesional está en el lado de la Luz (ya me entiendes).
Infórmate bien del trabajo de la terapia o el contenido y temario de un taller. Recuerda que es un trabajo de dos personas, como el Amor.





viernes, 1 de julio de 2016

¡A POR MIS 90.000!

David R. Hawkins
Hace años leí el libro EL PODER DE LA INTENCIÓN, de nuestro querido Wayne W. Dyer. Aparte de todo lo que me aportó (y me aporta) sobre la Energía que todos somos, hacia la mitad del libro habla de nuestro impacto sobre los demás cuando estamos "conectados" a la Fuente, a la Luz. En ese capítulo habla de las investigaciones del doctor David R. Hawkins, que resume en unos pocos datos, el poder que todos tenemos para mejorar el mundo:

       Un individuo que vive y vibra con la energía del optimismo y la disposición de no criticar a los demás servirá de contrapeso para la negatividad de 90.000 individuos que se sitúan en los niveles debilitadores más bajos.

       Un individuo que vive y vibra con la energía del amor y el respeto purospor la vida entera servirá de contrapeso a la negatividad de 750.000 individuos que se sitúan en los niveles debilitadores más bajos.
       Un individuo que vive y vibra con la energía de la iluminación, de la dicha y la paz infinitas servirá de contrapeso a la negatividad de 10 millones de personas que se sitúan en niveles debilitadores más bajos (hay aproximadamente 22 de estos sabios vivos en la actualidad).
      Un individuo que vive y vibra en la energía de la gracia, el espíritu puro más allá del cuerpo, en un mundo de no dualidad o absoluta unidad, servirá de contrapeso a la negatividad de 70 millones de personas que se sitúan en los niveles debilitadores más bajos (hay aproximadamente 10 de esos sabios vivos en la actualidad).

Al elevar tu frecuencia vibratoria siquiera ligeramente, hasta un lugar en el que practiques regularmente la generosidad, el amor y la receptividad, y en el que veas la belleza y el infinito potencial para el bien de los demás y en ti mismo, servirás de contrapeso a 90.000 personas de este planeta que viven en los niveles de baja energía de la vergüenza, la ira, el odio, la culpa, la desesperación, la depresión, etc. (Extraido del libro El Poder de la Intención, de Wayne W. Dyer)

¿Vas a unirte al reto? Cuantos más seamos ¡mejor!
Animada por este texto, y sabiendo que tengo, al igual que tú, cientos de defectos como ser humano, he decidido ¡ayudar a mis 90.000! Cuando me conecto a la Luz, intento no herir, no pensar mal de otros, no criticar... Si entoy en Luz, no abuso, no manipulo, no comento ideas, noticias ni chistes morbosos... ¿El resultado? Que me siento más positiva y optimista, más fuerte para luchar por el bien en mi y en el planeta, pero además, mi vibración respetuosa (no trato de convencer a nadie) reduce la negatividad de 90.000 personas que estén en las escalas más bajas de la vibración energética. ¿Se entiende?

Por lo tanto, si quieres mejorar el mundo, el planeta.... incluso el Universo, basta ya de echar las culpas a otros, a los demás (la familia, la escuela, la religión, los gobiernos, Dios, etc.). Toma tu parte y eleva la frecuencia vibratoria de tus pensamientos y de tus emociones.
¿Te ayuda en algo repasar las malas noticias? ¿Enfurecerte por las (inevitables) catástrofes naturales?
¿De qué te sirve ver, compartir y comentar el sufimiento humano y animal de este planeta? Has algo en contra: por la teoría del contrapeso, ayudas más si añades amor a la situación que si aumentas el dolor, el juicio y la ira.
¿En qué mejora tu entorno si estás enfadado/a? ¿Cómo ayudas a tu planeta, la Madre Tierra, si criticas a quien provoca incendios, daña a los animales o explusa a las personas de sus países?
Por la teoría del contrapeso, céntrate en emociones como la aceptación, la comprensión, la confianza en que todo es parte de un Plan... Sube tu vibración haciendo lo que te corresponde sin herir a los demás, ya sea de palabra o de pensamiento, estás sembrando energía de baja vibración, por lo que aumenta lo negativo.

Puede no parecer mucho tener 150 "me gusta", pero si, realmente, cada uno de nosotros hace su parte, a día 4 de julio.... multiplicamos y ¡Ta chán! Estamos compensando la negatividad de ¡¡¡13.500.000 de personas situadas en las escalas más bajas de vibración energética!!! ¿Qué te parece?

El lunes 4 de julio mi publicación de FACEBOOK ha sido compartida casi 30 veces. Sigamos adelante. Este acaba de empezar. Abrazos a todos y mucha Luz para el camino.

VIDEO del doctor David R. Hawkins

UN TALLER, ¿PARA QUÉ?

Hay personas que conectan fácilmente con su parte espiritual, de modo que no necesitan que nadie venga a enseñarles cómo hacerlo. Esto es maravilloso.
Pero la mayoría de nosotros ni siquiera sabe que tenemos "ayudantes" que no están en un cuerpo físico, pero que están deseando colaborar para que logremos el plan del Alma que teníamos antes de venir aquí.
Para todas esas personas interesadas en crecer personalmente, en mejorar su vida y la de los demás, hay conferencias, talleres, cursos, libros y vídeos que pretenden ayudarte.

He sido alumna de diferentes tipos de formación y con muchas clases de profesores, formadores y maestros, por lo que sé, por propia experiencia, que es fundamental elegir bien. Cada formación y cada persona que la imparte tiene unas cualidades y unos defectos, y tu corazón sabrá indicarte si ese curso, maestro, lugar y momento se adecúan a ti. Siente con tu propio corazón si eso que ves "te llama"; valora si vas a utilizarlo en tu vida, y si no, no gastes tu dinero, tu tiempo ni tu energía.

Mi consejo como Maestra de Registros y de Reiki, o como canalizadora, es que consultes con la persona (o el centro, o la academia, o con quien debas) todas las dudas que tengas que aclarar. En vez de ir a ciegas, mira a ver si te convence lo que te ofrecen en un curso y observa la sensación que tienes. ¿Te sientes bien? ¿Notas buena "vibra"? ¿Precibes que "debes" ir? Las señales te indican el camino si sabes observar. Pero tu parte terrenal, más lineal, necesitará los datos concretos sobre una inversión de tiempo y dinero. En ese caso, te sugiero de nuevo:consulta, investiga y compara cuanto necesites.

Estoy cansada de escuchar cosas sobre otros maestros. Mirad, bellas Almas, cada uno lo hace lo mejor que sabe, así que dejemos de criticar a los demás y sintamos: ¿esto es para mí? Y ya está.
Si sientes que puede ayudarte, perfecto. Si no, encontrarás la persona, método y mentalidad acordes a tu vibración, a tus ideas y a tu evolución más adelante.
Así que, con todo mi amor, disfruta cada momento, y fíate de ti, pues Ellos, tus Guías y Maestros te hablan constantemente en tu corazón... (no creo que te envíen un whattsapp, pero... todo puede ocurrir...). Atiende a las señales y ¡disfruta tus elecciones! Mucha Luz para ti.

lunes, 30 de mayo de 2016

KARMA...TE

Estimado/a lector/a:
Quiero aconsejarte algo muy simple: SÉ BUENA PERSONA.
Tengo mucho interés en que seas buena gente porque cuanto más aumenta el número de personas éticas, generoras y honestas, más saludable y hermoso es el espacio físico en el que habito (la Tierra) y, por lo tanto, mejor voy a encontrarme yo. Pero aparte de mis descarados motivos personales, deseo que tú seas cada día mejor persona por varias razones de peso.


Llevo años trabajando como terapeuta y ahora, como canalizadora de Registros del Alma, veo aún más claramente cómo la maldad afecta al cuerpo físico. Tal vez no lo creas, pero ser mala persona puede enfermar el cuerpo. El egoísmo, la mentira, la envidia, los celos, el miedo y todas las emociones de baja vibración causan atascos energéticos (como afirmamos en Reiki) que terminarán por generar problemas en tu cuerpo físico. Este hecho ha sido demostrado por la Ciencia, aunque se oculte. Me dirás que conoces gente muy capulla que está sana, y así es. No sé sus motivos, no sé si el Cielo les permite esta vida amoral sin consecuencias sobre su salud o no tardarán en "pagarlo", y tampoco voy a dedicar un solo minuto a este asunto, pues no es mi trabajo porque yo no soy Dios. Me centro en ti que estás leyendo esto ahora: si eres mala gente te enfermarás más. ¿Las razones? Las emociones que tú llamas negativas, que en realidad no es que sean negativas sino que su energía es más densa, evitan que fluya la energía de Luz y Amor que tú eres en esencia, y lo que se atasca te enferma (como explican la Osteopatía y sus descubridores). 
Un ejemplo muy claro es el de la ira: si sientes ira, ¿cómo te encuentras? ¿Cómo sientes tu cuerpo? ¿Tu espalda? ¿Y tus órganos internos: estómago, intestino, hígado? 

Por otro lado, aparte de la salud fisica, ser mala gente atrae más mala gente a tu vida y a tus experiencias. La razón es la conocida "ley de la atracción": lo semejante atrae a lo semejante. Por lo cual, ¿qué va a ocurrir en tu vida si eres egoísta? ¿Quién va a aparecer a tu lado si eres interesado, tacaño o materialista? ¿Quién crees que vendrá a tu vida si eres infiel, celoso o manipulador?
Si deseas que lo malo se aleje de ti dejando lugar a las personas y a las experiencias positivas, empieza por ti. ¿Así de sencillo? Bueno, esta es mi experiencia.


Te sugiero que seas buena persona, es decir, empática, generosa, comprensiva, respetuosa,... que no juzgues, que no critiques, que no manipules, que no mientas,... que evites actos de venganza, envidia, celos, deseos de que a otro le vaya mal... ¿la razón? Por si aún no lo sabes: TODO VUELVE. Tal vez no ahora, no en este momento. Tal vez creas que da igual ser una persona moral que no serlo. Y me gustaría decirte: haz lo que te dé la gana porque da igual. Pero no es verdad, no da igual. En tu vida, cuando menos te lo esperes, cuando ni siquiera te acuerdes del mal que has hecho, te llegará la factura, y ya te advierto que, al igual que en tu cuenta bancaria, vendrá con intereses.
¿En qué me baso para afirmar esto tan rotundamente? Llevo varios años haciendo lecturas de Registros Akáshicos y canalizaciones públicas. Siempre que alguien ha consultado sobre un problema hemos recibido una respuesta y la mayoría de las veces, el origen de un problema estaba en un comportamiento anterior. No siempre, pero sí la mayoría de las veces, así que, ¿por qué arriesgarse?
Cuando ocurre algo "negativo" en tu vida no puedes creer que lo merezcas, y yo tampoco creo que te lo merezcas, sencillamente, es el modo en que el Universo ayuda a cada Alma a comprender el alcance de sus pensamientos, deseos y actos. Los resultados kármicos no son vengativos, sino que tienen como objetivo darte conciencia del alcance de tu comportamiento contigo, con otros y con este planeta.
Por ejemplo, si robas algo en unos grandes almacenes excusándote en que tienen seguro que se lo cubra y que "no es para tanto", da igual lo que yo te diga. No habrá terapeuta, confesor, economista o Maestro capaz de convencerte de que es un acto dañino. Pero si tú pones un negocio y te roban, ¿cómo te sientes? ¿Qué opinas de lo que roban? Ten por seguro que entenderás el daño de ese hurto por pequeño que sea. ¿Me explico?

En mi vida personal, como en la tuya, ocurren mil cosas que me causan dolor o me hacen enfadar. Muchas de ellas incluso me provocan deseos de venganza. ¿Qué puedo hacer? Me calmo un poco y valoro: 

Estos pensamientos, ¿son buenos para mí? ¿Son acordes a la energía de la que estoy hecha?  

Si hago lo mismo que me han hecho, ¿qué voy a conseguir? 

Si logro mis objetivos causando un daño a otra persona o a una animal (incluso a una propiedad), ¿realmente no habrá consecuencias? 

Así que, si en algo te sirven mis "horas de vuelo" como lectora de Registros: sé buena persona. Serás más feliz y estarás más sano, y por supuesto, generarás "buen karma". Lo que siembras, recoges. Así que, desde este momento: perdona, no juzgues, acepta, ama, fluye... todo esto te ayudará.

Para los más vengativos, una sola palabra: olvídalo. La venganza, el resentimiento o el rencor te hacen más daño a ti que al otro. El primer afectado por estas emociones serás tú. Y una cosa más, ¿tú lo sabes todo? ¿Sabes por qué esa persona hizo eso? ¿Sabes por qué te lo hizo a ti? ¿Acaso tienes todos los datos? Me temo que sólo tienes tu versión, lo que puedes ver desde tu posición... Si realmente hay una Energía Superior, un Dios, una Fuente... Ella sí lo sabe todo, y no dudes que realizará la compensación adecuada en el momento correcto. 
Esta ley del "bumerang" es una ley de compensación, por lo que puedes dejar de tomarte la justicia por tu mano. Relájate. Cálmate. Deja al Cielo que haga su trabajo. Tú, desde este plano y en esta dimensión, sólo tienes que conectarte en tu corazón con la energía inteligente, bondadosa y sabia que eres y que siempre has sido.
Si quieres ser feliz y estar sano: ámate, ama y pon tus límites de modo claro y respetuoso, pues ser buena gente no es ser tonto ni dejarse manipular. Esto es muy importante, ¿queda claro? Ser buena persona no es ser tonto, ¿estamos?

No he visto jamás que nuestros hermanos mayores en la Luz se dejen manipular o chantajear. La Luz sabe que hay una justicia mayor que se llevará a cabo en su momento, ni antes ni después. Así que relájate. Acepta cómo eres, cómo es la vida, cómo son los demás y lucha por ser mejor cada día, pues este es el legado que dejarás en tus genes, en tu energía y en el planeta. Cada acto contrario a la Fuente de Amor se vuelve contra ti: si quieres ser feliz y amado, ama. Eso es todo. 
Hala, a practicar ahora mismo. Yo también voy a ponerme con ello... nos vamos contando... 
Que la Fuerza te acompañe (que falta nos hace).