lunes, 28 de diciembre de 2015

BALANCE DE FIN DE AÑO

Queridos lectores, amigos, pacientes y personas todas:
 
Estamos terminando un año, y por tanto, un ciclo.
¿Qué ha habido en tu año que deseas recordar?
¿Qué repetirías de todo lo acontecido en este 2015?
¿Qué aspectos no desearías haber tenido que vivir?
 
Hacer un pequeño balance te permite tomar conciencia de las personas, emociones o acontecimientos que hicieron acto de presencia, que llegaron por primera vez o que se despidieron de ti en estos 365 días. Lo pasado, pasado está, pero ¿qué no quieres pasar de nuevo?
En caso de que algo semejante reaparezca, ¿cómo quieres reaccionar?
¿En qué medida puedes modificar la realidad?
Y si no puedes evitar, cambiar ni hacer desaparecer tal o cual cosa, ¿cómo puedes enfrentarlo mejor?
 
Te contaré algo personal: no hace aún un año que mi padre falleció (muchos ya lo sabéis) y esto no puede cambiarse. Pero mi planteamiento no es: ¿debí hacer algo más? ¿pude hacer/decir tal o cuál cosa? ¿Y si no hubiera sido tratado por aquella doctora? ¿Las cosas serían distinas? ¿Mejores o peores?
Aunque todas estas preguntas podrían ser conestadas desde mi propio Registro Akáshico, mis Guías y Maestros no quieren que yo alimente los "Y si..." sino las soluciones reales aquí y ahora ante un hecho que no puedo cambiar.
 
Por ello, aunque hubiera preferido que la muerte de mi padre no hubiera sido tan prematura, tan inesperada y en un momento tan inadecuado, sólo puedo enfocar lo sucedido en dos direcciones:
- ¿qué hago ahora?
- ¿qué hago a partir de ahora?
 
El pasado no existe. No podemos modificarlo, pero enfocarse en el sufrimiento te hace perder fuerza, disminuir tu calidad de vida, favorece la obsesión, la enfermedad, la soledad... y no resuelve nada.
Yo he decicido ver el "lado bueno" de todo lo acontecido este año, incluso eso.
Y me decanto por celebrar que estoy viva.
Decido ser feliz, precisamente como regalo a todos mis ancestros y seres queridos en la Luz, que sólo desean verme reír.
Escojo no obsesionarme, no mirar hacia atrás, y no culpar a los médicos, sino recordarme a mí y a todo el que quiera escucharlo, que todo dolor tiene un porqué y que la muerte no existe: sólo es un cambio de plano, un viaje a otra dimensión.
 
¿Qué voy a hacer en 2016?
 
Ese hecho doloroso que marcó mi 2015 me empuja a ayudar a los demás a recordarles que son la alegría y el amor los que traen la felicidad, no la pena, la depresión ni el duelo. Me comprometo a apoyar a los demás en su crecimiento, ya que si todos crecemos un poco este año, todo será más fácil para todos lo que aún estamos por aquí.
Este año estará lleno de alegría, también porque mis seres queridos que enfermaron y sufrieron mucho, ya no tienen que soportar el dolor fisico ni el sufrimiento propio o de familiares y amigos. Este año estará lleno de honestidad con los míos, conmigo y con mi hermoso trabajo.
Cada palabra de mi primer libro era honesta, y aún serán más puras las líneas del segundo libro que pronto empezaré.
¿Qué vas a hacer tú? ¿Cómo deseas que sea tu Nuevo año?
Tal vez está lleno de propósitos que empiezan por  "NO", como "No volveré a fumar" o "No dejaré que otros me manipulen". Es bien sabido que lo que empieza por "NO" tiene más propabilidades de suceder, porque el cerebro no entiende el "no" y lo elimina de la frase. Te sugiero hacer tus propósitos con sencillas frases afirmativas, y desde luego, con mucha fe.
 
¿De qué te sirve afirmar "sano fácilmente mi cuerpo" si tú no crees que esto sea posible? Yo estoy convencida de que esto es posible, pero no para todo el mundo y no en todo momento. Te sugiero que evites "copiar" los propósitos de otro: "Voy a adelgazar tres kilos" - tal vez esto no es importante para ti... Entonces, ¿para qué intentarlo?
 
Observa tus metas: ¿son realistas? ¿Son tuyas? ¿Son positivas para tu crecimiento personal? ¿Crees que es posible? La fe es importante. Como digo en todos mis talleres: "tú ya eres un canal de Luz, sólo tienes que creerlo". ¿Qué opinas de ti?
¿Mereces obtener tus metas?
¿Crees que vas a lograr tus objetivos?
Tal vez tienes mucha voluntad, pero ¿sabes cómo lograr tus objetivos? Si no es así, ¿cómo vas a solucionar esto?
Puede que tengas patrones que te impiden progresar y avanzar, si esto es así, ¿cómo vas a eliminar estos patrones?
 
En las sesiones privadas que realizo desde hace años suele caer una pregunta clave: ¿qué me impide lograr mis objetivos? Los "de arriba" nos permiten ver los obstáculos y eliminarlos, si procede, para continuar tu avance personal y espiritual. Así que, tal vez, lo primero para empezar el año no es proponerse metas ambiciosas faltas de realismo y alejadas de tus principios, sino eliminar todo aquello que te impide ser feliz, aquí y ahora.
 
Mi objetivo para este año es uno solo: seguir el camino que mi Alma se marcó, con alegría y humildad para volver a casa con la tarea hecha, y dejar mi Luz en el planeta.

¿CUÁLES SON TUS PROPÓSITOS PARA EL NUEVO AÑO?
¿SON REALISTAS?
¿SE PUEDEN REALIZAR... EN SERIO?
¿SON BUENOS PARA TI?
¿EN CUANTO TIEMPO VAS A LLEVARLOS A CABO?
 
Si las respuestas son afirmativas, ¡a por ello! Feliz 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario