lunes, 21 de septiembre de 2015

TALLERES DE FORMACIÓN (ÚTILES)

¿PARA QUÉ HACER UN TALLER?

Mucha gente está interesada en formarse en diferentes técnicas o terapias. Mi consejo como estudiante eterna y buscadora incansable es responder estas preguntas.

1.- ¿Qué deseo exactamente?
     A veces queremos hacer un taller o un curso para aprender algo, pero, ¿cuántas veces el objetivo es otro? Hay gente que asiste a seminarios para conocer gente con los mismos intereses. Otros se aburren y buscan algo que hacer, o conocer algo novedoso, o explorar nuevos caminos. Hay personas que buscan rendimiento económico a cualquier formación que realizan, es decir, se forman para rentabilizar y amortizar su inversión. También hay insatisfechos crónicos que buscan y nunca hallan, o víctimas de la "titulitis", o... Te sugiero pensar con tranquilidad y honestidad qué buscas y qué esperas cuando te planteas formarte en Registros Akáshicos o en Reiki.

2.- En caso de que sientas que es bueno para ti y para los demás iniciar (o continuar) este camino, te pido de nuevo un ejercicio de franqueza. A la hora de escoger un taller o un maestro, una vez hayas cotilleado en varios sitios, respóndete: ¿qué me mueve? ¿El temario? ¿El precio? ¿El entorno del taller? ¿Qué va tu amiga/o? ¿El maestro? Y una vez respondido todo esto, ¿estás convencido/a de querer hacer esa formación con esa persona, ese método y en ese momento? ¿Seguro? Si has respondido sí adelante, solicita tu plaza.

3.- Cuando te comprometes a iniciar o continuar uno de estos caminos, has de saber que tu energía puede cambiar. Es un riesgo que hay que conocer. Puede que te apetezca dejar ciertas prácticas; tal vez desees encontrarte más contigo; puede que ya no quieras hacer las cosas que hacías desde la misma actitud... Has de saber que iniciarse o continuar el camino espiritual no consiste en hacer un taller de un día y recibir un diploma. Sino que, cuando uno está preparado, su camino personal sufre cambios si desea formarse y practicar desde la verdad de su corazón. No digamos ya en los casos en los que la persona se forma (o se inicia) para trabajar con otras personas. En este caso la vida nos exigirá una coherencia mucho mayor. Es una camino hermoso pero puede remover, ¿estás dispuesto?

Para aclarar cualquier duda, primero contacta con tu corazón. Si estas opciones son buenas para ti en este momento, escoge el método y el maestro/a adecuado a tu nivel de conciencia, a tus intereses, a tu  vibración. Mi consejo personal es que hables con ese maestro antes de iniciarte, pues esa persona puede guiarte en el futuro. Puede acompañarte más adelante en el camino. De hecho, sería su misión hasta que estés listo para soltarte de su mano. Aquel que genera dependencia no es un buen maestro. El que basa su ego en tu inferioridad (a nivel de conocimientos, me refiero), no es un verdadero maestro. Si la teoría que imparte se da de bruces con la vida que lleva, ¿qué va a enseñarte? ¿lo que dice o lo que hace? Siente el lugar y el momento adecuado para ti. Entonces, atrévete.

Soy Maestra. Si en algo puedo ayudarte a aclarar tus dudas, aquí estoy. Si no puedo ayudarte, aquí estoy para cuando pueda ayudarte. Gracias a haber enseñado yo misma he aprendido. Mucho.



VISITA LA SECCIÓN DE EVENTOS:
 
Próximos Talleres de Registros Akáshicos
Talleres de Reiki
Talleres para aumentar tu Luz
 
 
 
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario